León

Trump telefonea a Silván interesándose por las obras de la «plaza del grano en el culo». Foto: E. Perdiguero.

Trump telefonea a Silván interesado por las obras de la «plaza del grano en el culo»

«Querer saber más de grano en culo tuyo», mantiene el presidente desde la Casa Blanca.

Las controvertidas obras iniciadas el pasado lunes en la emblemática plaza leonesa han traspasado fronteras y saltado al ámbito internacional, hasta el punto de que el presidente electo de los Estados Unidos de América, Donald Trump, se interesase ayer por el estado de las obras al filo de las 21 h. mediante conversación telefónica con el alcalde de la ciudad Antonio Silván.

La llamada, que ha trascencido esta mañana a través del departamento de asuntos exteriores del Ayuntamiento de León y que rondó los 10 minutos de duración, tuvo un tono cordial por parte de ambos dirigentes y se centró en aspectos técnicos y administrativos acerca de las tareas de remodelación de la plaza.

«Desde que conocimos que iban a iniciarse las obras de la plaza del grano en el culo, el ahora Presidente quiso presentar su propio proyecto de remodelación», mantiene Howard Grain, asesor personal de Trump desde hace más de una década. 

«Así que al llegarnos ayer a través de nuestros servicios secretos unas imágenes de máquinas en la plaza y policías llevándose de allí a una señora con sombrero que estaba pataleando en el suelo, hemos querido contactar directamente con el alcalde para ver si podemos poner remedio al desaguisado con un proyecto mucho más ecológico y acorde a los tiempos que corren».

Según han adelantado fuentes del propio ayuntamiento, el proyecto de Trump pasaría por paralizar las actuales obras y presentar a nueva licitación una solución para la plaza leonesa consistente en llevarse las actuales piedras a Estados Unidos y que estas sirvan para construir el muro previsto con la frontera de Mexico. A cambio, plantea rellenar la plaza con sustrato vegetal y "Pasto azul de Kentucky", un tipo de césped "american style" muy adecuado para la instalación de un mini campo de golf en plena plaza, con instalación de riego automático por aspersión.

El proyecto se completaría con una imagen de Santa Teresa justo en el lugar donde ahora está la cruz, en la que según cuenta la tradición se apareció la Virgen María tal día como hoy 9 de febrero, en homenaje a «una tal Teresa de la que todo el mundo habla».

«La idea a priori nos parece bien», aseguran desde el Ayuntamiento. «Así los ecologistas no darán más guerra porque, qué hay más ecológico que la hierba ¿verdad? Y por otra parte se abriría un nuevo espacio verde y deportivo para que la ciudadanía hiciera sus pinitos con el palo y la pelotilla».

Se espera que la decisión definitiva pueda tomarse a lo largo de los próximos días y siempre antes del día 15, jornada en la que el presidente Donald Trump ya ha anunciado que volverá a telefonear al alcalde para interesarse sobre cómo lleva el asunto de «la plaza del grano en el culo».

 

¿Te ha gustado?

Close

Puedes compartir este artículo en las redes sociales... ;)