Gente

Piden asilo político en Facebook para ahorrarse la cuota de internet

«Del mismo corazón León al sueño americano, ¿quién nos lo iba a decir?», mantienen.

La cantidad de horas empleadas en la gestión de las redes sociales junto a la necesidad de contar con una rápida conexión a internet, hace que los administradores de páginas, grupos, creadores de contenidos o social managers tengan que buscar diferentes fórmulas para optimizar su tiempo y su bolsillo.

Es por esto por lo que los leoneses Cristina Isidora García y Enrique Barthe, administradores del grupo en Facebook “tú no eres de León si no…”, se han visto en la necesidad de pedir asilo político en las dependencias que la red social tiene en California para, de esta manera «y ya desde dentro», poder ahorrarse la conexión a internet que mensualmente pagan.

«Llevo ya no sé cuantas miles de horas encima del ordenador, tablet, móvil desde que empecé a administrar este grupo y la verdad es que el 90% del tiempo que paso en internet es aquí. Así que me he plantado y no pienso seguir afrontando los gastos de fibra óptica y 4G, que me los pague el Zuckerberg», ha declarado Barthe desde la puerta de entrada de las oficinas principales de Facebook.

«Enrique es un cacho de pan, pero cuando se pone serio y se le mete algo en la cabeza lo lleva hasta el final» asegura Cristina Isidora, para quien estar al mando de un grupo de estas características ha pasado a ser una parte inseparable de su vida.

«La verdad es que Enrique pasa más horas que yo delante de todo esto, pero no me ha parecido mala idea y me he decidido a seguir sus pasos y venirme a California. Total, lo mismo que hago desde León lo puedo hacer desde aquí, y además puedo disfrutar de estas playas, su ambiente o megalópolis como Los Ángeles o San Francisco. ¡Ya me veo patinando por Venice Beach y todo!», mantiene.

La fórmula ideada por Barthe para conseguir optimizar su tiempo y sus ahorros ha venido derivada de otro caso que tiene que ver con internet, aunque a otra escala. «Siempre me llamó la atención lo del chico este, Julian Assange, que está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres para que no le pillen los ingleses. Entonces mandé un mail a Zuckerberg presentándome y contándole la idea y tal, y como tengo 25.000 personas ya en el grupo pues le debí entrar con buenos ojos y rápidamente nos gestionó lo del asilo político».

«Total, que aquí nos hemos plantado Cristy, que así la llamo cariñosamente, y yo con nuestras maletas, portátiles, tablets y demás a disfrutar del buen clima y del espíritu tecnológico que por aquí se respira».

Ambos administradores afirman que el idioma no les va a suponer ningún problema, pues según Barthe «aquí cada vez hay más gente que habla español, aunque a mí no se me da mal en inglés. Ahora, el día que me dejen entrar en la cocina y prepararles unas rosquillitas de San Froilán para el “break” de la mañana con el café, te digo yo que terminan hablando todos español aunque sólo sea para pedirme que haga más».

¿Te ha gustado?

Close

Puedes compartir este artículo en las redes sociales... ;)