Sociedad

Tapa de patatas con bacon. Triplefivedrew (Flickr).

Multada con 1.200 Euros por dejar la tapa entera

«Llevaba ya 4 cortos y no tenía más hambre», asegura

Yolanda Delgado recibió durante el día de ayer en su domicilio de Madrid notificación de la sanción emitida por el Instituto Leonés del Buen Yantar (ILBUYA), por haber infringido el artículo 33 de la normativa reguladora del tapeo en la provincia. 

Durante su reciente visita de fin de semana a la capital leonesa procedentes de Madrid, Yolanda y sus amigas salieron a disfrutar de las variadas tapas que se ofrecen en la ciudad. Según la afectada, tras haber tomado unas cuantas consumiciones por el Barrio Romántico, decidieron darse una vuelta por el Húmedo y entraron en un bar en el que les sirvieron una suculenta tapa.

«Estábamos charlando y riéndonos, lo típico en un viaje de amigas de fin de semana. El camarero me había preguntado qué tapa quería pero la verdad es que me la puso y no tenía más hambre. Total que al ir a pagar ya me advirtió que no podía dejar la tapa porque me podían multar, pero no le creí y nos fuimos. Y ahora, pues fíjate, 1.200 euros por la bobada» afirma Yolanda, que ya ha presentado un recurso pidiendo la rebaja o eliminación de la sanción.

La normativa, que entró en vigor el pasado 30 de mayo y es de aplicación en toda la provincia, indica claramente que antes de pedir una consumición hay que pensar si se va a poder tomar o no la tapa, estableciendo una multa económica en caso de no hacerlo con cuantías que oscilan entre los 900 y los 2.000 Euros dependiendo de la magnitud de la tapa.

Yolanda Delgado ha sido la primera persona en recibir una sanción por este motivo. «Vienen de Madrid, que no están acostumbrados a estas tapas, y claro, se les llena el ojo antes que el papo. Lo que no podemos hacer es escatimar en la calidad y cantidad de las tapas, que la competencia es muy grande» mantiene el camarero de un conocido bar de la ciudad, que ha preferido permanecer en el anonimato «por si luego me piden más ración de la cuenta, que tampoco hay que pasarse».

La defensa espera que en un plazo inferior a 30 días puedan conocer si la sanción es o no definitiva. Según Gerardo Matachana, abogado de la madrileña y gran conocedor de la gastronomía leonesa, «con lo de la candidatura de León a capital gastronómica de 2017 se están poniendo bastante serios con el tema, así que veremos cómo prospera el recurso». 

Para Matachana, «está bien que la gente sea consciente de que no se puede andar dejando las tapas sin probar, que bastante se esmeran los bares en hacerlas, pero quizás la medida esté siendo desproporcionada. Eso sí, ¡menos mal que no le pasó en La Bicha!», asegura el letrado.

¿Te ha gustado?

Close

Puedes compartir este artículo en las redes sociales... ;)